Multimedia | Contacto          
Interior 1/4
Fachada 2/4
Retablo 3/4
La iglesia 4/4

Domingo, 06 de enero de 2013

Primera lectura

Lectura del libro delprofeta Isaías (60, 1-6)

Levántate y  resplandece, Jerusalén,  porque ha llegado tu  luz y la gloria del Señor alborea sobre ti. Mira: las tinieblas cubren  la tierra y espesa  niebla envuelve a los  pueblos; pero sobre ti  resplandece el Señor y  en ti se manifiesta su  gloria. Caminarán los  pueblos a tu luz y los  reyes, al resplandor de tu aurora.Levanta los ojos y mira  alrededor: todos se reúnen  y vienen a ti; tus hijos llegan  de lejos, a tus hijas las traen  en brazos. Entonces verás  esto radiante de alegría; tu  corazón se alegrará, y se  ensanchará, cuando se  vuelquen sobre ti los tesoros  del mar y te traigan las riquezas de los pueblos.Te inundará una multitud  de camellos y dromedarios,  procedentes de Madián y de Efá.  Vendrán todos los de Sabá  trayendo incienso y oro y  proclamando las alabanzas del Señor.

Palabra de Dios.

 
Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstolsan Pablo a los Efesios(3, 2-3. 5-6)

Hermanos:

Han oído hablar  de la distribución de la gracia  de Dios, que se me ha confiado  en favor de ustedes.  Por revelación se me dio  a conocer este misterio,  que no había sido manifestado  a los hombres en otros tiempos,  pero que ha sido revelado ahora  por el Espíritu a sus santos apóstoles y profetas: es decir,  que por el Evangelio, también  los paganos son coherederos  de la misma herencia,  miembros del mismo cuerpo  y partícipes de la misma  promesa en Jesucristo.

Palabra de Dios.

 
Evangelio

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo (2, 1-12)

Jesús nació en Belén de Judá,  en tiempos del rey Herodes.  Unos magos de Oriente  llegaron entonces a Jerusalén y preguntaron: “¿Dónde está  el rey de los judíos que acaba  de nacer? Porque vimos surgir  su estrella y hemos venido a  adorarlo”.Al enterarse de esto, el rey  Herodes se sobresaltó y toda  Jerusalén con él. Convocó  entonces a los sumos  sacerdotes y a los escribas del  pueblo y les preguntó dónde  tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: “En Belén de  Judá, porque así lo ha escrito  el profeta: Y tú, Belén, tierra de  Judá, no eres en manera alguna  la menor entre las ciudades  ilustres de Judá, pues de ti  saldrá un jefe, que será el pastor de mi pueblo, Israel”. Entonces Herodes llamó  en secreto a los magos, para  que le precisaran el tiempo en  que se les había aparecido la  estrella y los mandó a Belén, diciéndoles:“Vayan a averiguar  cuidadosamente qué hay de ese  niño, y cuando lo encuentren,  avísenme para que yo también vaya a adorarlo”. Después de oír al rey,  los magos se pusieron  en camino, y de pronto  la estrella que habían visto  surgir, comenzó a guiarlos,  hasta que se detuvo encima de donde estaba el niño.Al ver de nuevo la estrella,  se llenaron de inmensa alegría.  Entraron en la casa y vieron  al niño con María, su madre,  y postrándose, lo adoraron.  Después, abriendo sus cofres,  le ofrecieron regalos: oro,  incienso y mirra. Advertidos  durante el sueño de que no  volvieran a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Palabra del Señor.

 
Comentarios

Epifanía, fiesta de Reyes.

 

 

         La penúltima fiesta del ciclo de Navidad es la Epifanía. La manifestación del Niño Dios nacido en Belén a todos los pueblos de la tierra. Jesús nace para todos. El nombre popular de esta fecha es día de Reyes, porque junto con los pastores, los ángeles, María y José, también unos magos-reyes se acercaron a adorar al niño Jesús guiados por una estrella.

         Hoy contemplamos el misterio de la Navidad, la encarnación del Hijo de Dios desde los magos de oriente que simbolizan a todos los pueblos y culturas de la tierra. Dice el papa en su libro sobre la infancia de Jesús que estos tres personajes representan a todos los hombres y mujeres, de todos los tiempos y lugares del mundo que han emprendido o están en camino de búsqueda hacia el Señor. Muchos están recorriendo este camino sin saberlo, sin ser conscientes de ello. Por eso hay que orientar su caminar, su búsqueda en la dirección que señala la estrella.

         El evangelio de hoy de Mateo es reflejo de lo que ocurre en nuestros días. Dios nace entre nosotros y muchos “herodes” pretenden ocultar, impedir, enturbiar ese acontecimiento. Pero también existen muchos “magos” de todos los continentes y culturas que quieren acercarse a Jesús para llenarse de su luz y comunicarla a tantas personas que viven en tiniebla.

         Los magos ofrecieron a Jesús oro, incienso y mirra. El oro que indicaba su realeza; el incienso su divinidad; la mirra su humanidad, apunta además el final de Jesús, su muerte y resurrección. Pero sobre todo le ofrecieron su adoración, “cayendo de rodillas lo adoraron”. Esta es la mejor ofrenda, el mejor regalo que podemos hacer al Mesías. Pasamos del silencio contemplativo de María, el pasado día uno. A la adoración, esto es reconocer que en Jesús encontramos la salvación ofrecida por Dios a toda la humanidad. Adoración es quedarnos sin palabras ante tan sorprendente Misterio, Dios hecho hombre, encarnado, nos postramos reverencialmente para acoger esta presencia del Señor.

         Este es el reglo que Dios nos hace, su Hijo. Nos lo sigue regalando en cada celebración , en su Palabra, en cada familia y comunidad cristiana. Esta es la verdadera “magia” de Dios, entregarnos a su Hijo para mostrarnos el camino, el único que nos ofrece dicha y felicidad.

         En medio del gozo, del alboroto de los niños con sus regalos, encontremos un tiempo de adoración al Señor. Y expliquemos a los niños y jóvenes que nuestros regalos son expresión del gran regalo gratuito que Dios nos hace en Jesús.

 

 

                             Luis Gurucharri Amóstegui

 


 
Leyenda



Parroquia Santiago Apóstol, Avd. El Parque, 17 – 22003 Huesca – 974 220 331  / Diseño y Desarrollo WebDreams
Enlaces | Mapa Web | Multimedia | Contacto